Martes, 15 Octubre 2013 07:23

Historias curiosas del vino

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

El mundo del vino a sorbos

El vino guarda en su botella muchos secretos, a la par que muchas historias. Hoy nos vamos a detener en las historias curiosas que nos puedan ofrecer el buscador de Internet con el presentimiento de que éste es un mundo nuevo a explorar por las denominaciones y las bodegas para dar a conocer que el vino no es solamente un líquido blanco, rosado o tinto sino que cada uno de ellos tiene sus historias.

Y la primera que encontramos es ‘sobrecadiz.com’ y se refiera a historias curiosa sobre el vino de Jerez, donde nos encontramos con este texto: “En 1492 los judíos fueron expulsados de España. Sin duda uno de los episodios más controvertidos y de gran alcance en toda Europa. Sin embargo, a Jerez parece que no le vino muy mal. Treinta aranzadas de viñedos de Jerez fueron confiscados a los judíos y entregados al Real Convento de Santo Domingo de la ciudad. En España como en otros lugares, las órdenes religiosas se encontraban entre las pioneras de la viticultura. Sin ir más lejos, el gran monasterio de la Cartuja fue fundado en las afueras de Jerez en 1475, y en 1658 sus viñedos dieron la mejor cosecha de vino de la comarca.”.

La siguiente web nos vende, o trata de vendernos, un libro. Se trata de la página ‘derecoquinaria.com’ donde nos ofrecen información de ‘Historias curiosas del vino’ que nos presentan con estas preguntas: “¿Qué bebía Napoleón durante la batalla de Waterloo? ¿Es realmente cierto que el vino madura con la edad? ¿Cómo utilizó Louis Pasteur el vino para mejorar la salud de millones de personas? ¿Por qué Nelson no bebía demasiado Champagne cuando navegaba hacia Trafalgar? ¿Por qué los vasos de vino tienen un cierto tamaño y una cierta forma? ¿Cómo han cambiado estas formas a lo largo de los siglos? ¿Cuál fue el primer gran escritor especializado en vinos? Este libro, tan interesante como entretenido, te desvela hechos, cifras, leyendas, fantasías e inspiradas locuras sobre cada faceta del vino, desde sus orígenes hasta los misterios de su inexplorado futuro.

Anteriores a este volumen, se encuentran múltiples publicaciones dedicadas a la historia del vino y sus diversas formas, pero este es el único libro que se centra en sus curiosidades, aquí estriba su originalidad.

Una leyenda que involucra a Baco y cuenta por qué chocamos las copas al brindar; el bautizo de un barco con botellas; el origen del brindis… Entretenido y basado en hechos reales, este libro es el regalo ideal para los amantes del buen vino. Los iniciados encontrarán en estas páginas una lúcida introducción al mundo del vino, mientras que los más experimentados descubrirán muchos aspectos que desconocían.”.

Su autora, por si lo estaba solicitando mentalmente, es Pamela Vandyke Price autora de más de veinte libros sobre vino, entre los que destacan ‘The Penguin wine book’. También ha ejercido como corresponsal en la sección de vinos de prestigiosos periódicos como The Times, donde colaboró durante once años. Actualmente colabora en la BBC. Ganó el trofeo Glenfiddich, y en 1971, fue premiada por el Gobierno francés nombrándola Chevalier de l’Ordre du Mérite Agricole. Es comisaria de honor de The Circle of Wine Writers y de The International Wine & Food Society.

Avanzamos y en ‘vinogusto.com/blog’ nos encontramos con la entrada ‘Curiosidades sobre el vino’ en donde, como aperitivo, nos dicen: Durante muchos años, en España no se siguió la tradición de botar los barcos con champagne. La razón: el fuerte arraigo del catolicismo en el país. Los barcos se botaban, pues, con la bendición de un sacerdote. En todo el siglo XIX sólo hubo tres excepciones. En el siglo XX la tradición cambio pero el régimen de Franco sustituyó la botella de champán por una de Jerez o de otro vino español.

Hernán Cortés, el conquistador de México, mandó a los colonos plantar vides traídas de España en las tierras conquistadas. Además, ordenó que, de ser necesario, se hicieran injertos a las vides silvestres que ya crecían allí. La práctica del injerto no se llevó a cabo hasta 350 años después en Europa para combatir la filoxera, por lo que se puede decir que Cortés fue un visionario.

El saturnismo es una enfermedad que provoco el envenenamiento por plomo. Se llama así por las fiestas romanas en honor a Saturno en las que el vino corría como el agua. Las ánforas que lo guardaban estaban recubiertas de plomo. Hay quien incluso atribuye la decadencia del Imperio romano a esta enfermedad. Aunque claro, es complicado de demostrar.

Hablando de los antiguos, el vino que se bebía entonces no era como el actual. Los griegos, por ejemplo, lo rebajaban con agua y consideraban bárbaros a aquellos que lo bebían puro. También se les podía añadir miel, resinas o especias.”.

Lo decíamos al principio, nos parecen pocas las historias que el buscador nos ofrece sobre el mundo del vino, siendo éste un campo por explorar pues todos, seguro, estamos deseando contar historias únicas e irrepetibles de nuestros vinos.

 

Modificado por última vez en Martes, 15 Octubre 2013 07:26